Download E-books ¿Has visto a María? (Spanish Edition) PDF

La mundialmente aclamada autora de La casa en Mango Street nos brinda un relato profundamente conmovedor acerca de los angeles pérdida, el duelo y los angeles sanación: una fábula para adultos líricamente narrada y vívidamente ilustrada sobre una mujer que busca un gato extraviado tras l. a. muerte de su madre.
 
La palabra “huérfana” no parecería aplicarse a una mujer de cincuenta y tres años de edad. Sin embargo, así es exactamente cómo se siente Sandra al encontrarse sin madre, sola “como un guante abandonado en l. a. estación de autobuses”. Lo que pudiera salvarla es l. a. búsqueda de algo más que se ha perdido: María, los angeles gatita blanquinegra de su amiga, Rosi, que se largó el día en que ellas dos llegaron desde Tacoma. A medida que Sandra y Rosi peinan las calles de San Antonio—preguntando por todas partes y poniendo volantes—¿Has visto a María? hace gala de los angeles habilidad de esta querida autora de contar cuentos llenos de magia, en un relato que nos recuerda cómo el amor, aun cuando desaparece, no se pierde por siempre.

Show description

Read or Download ¿Has visto a María? (Spanish Edition) PDF

Similar American Literature books

Zelda: A Biography

Acclaimedbiographer Nancy Milford brings to existence the tormented, elusive character ofZelda Sayre and clarifies as by no means prior to her dating with F. ScottFitzgerald, tracing the interior disintegration of a proficient, despairing womanundone through the conflict among her husband’s occupation and her personal expertise. Zelda used to be an rapid touchstone forcreatively encouraged readers after its preliminary ebook in 1983; Patti Smithhails it in her autobiography, simply Kids,recalling how “reading the tale of Zelda Fitzgerald by means of Nancy Milford, Iidentified along with her mutinous spirit.

The Awkward Age (Penguin Classics)

Nanda Brookenham is 'coming out' in London society. Thrust all at once into the vicious, immoral circle that has amassed around her mom, she even unearths herself in festival with Mrs Brookenham for the love of the guy she admires. gentle and ironic in its contact, The Awkward Age however analyzes the English personality with nice subtlety.

Hungry Hearts (Penguin Twentieth-Century Classics)

In tales that draw seriously on her personal existence, Anzia Yezierska portrays the immigrant's fight to turn into a "real" American, in such tales as "Yekl," "Hunger," "The fats of the Land," and "How i discovered the USA. " Set more often than not in New York's reduce East facet, the tales brilliantly evoke the oppressive surroundings of crowded streets and tacky tenements and lay naked the depression of households trapped in unspeakable poverty, operating at demeaning jobs, and dealing with the hardly hidden prejudices in their new land.

The Portable Charles W. Chesnutt (Penguin Classics)

A suite from one in all our such a lot influential African American writers An icon of nineteenth-century American fiction, Charles W. Chesnutt, an incisive storyteller of the aftermath of slavery within the South, is generally credited with nearly single-handedly inaugurating the African American brief tale culture and used to be the 1st African American novelist to accomplish nationwide serious acclaim.

Additional info for ¿Has visto a María? (Spanish Edition)

Show sample text content

Ahorita vengo. Desapareció en ese edificio triste en South Presa, el que siempre tiene un foco encendido y las puertas de atrás y de adelante abiertas como un túnel de montaña. Pero nunca regresó y no supimos a qué puerta tocar. Alguien nos mandó con l. a. señora de los gatos en Pereida road al otro lado de los angeles tienda relatives buck, pero no había nadie en casa salvo as soon as gatos que se veían asustados cuando les preguntamos por María. En Wickes highway, mi amigo Craig salió en calzoncillos a cuadros, su pecho pálido con brotes de pelo cano, los angeles luz azul de las noticias en l. a. sala y el olor a chuletas fritas. —Estoy merendando, cariño. Luego vengo y las ayudo a buscar—. Pero luego vino y se fue y a él se le olvidó lo dicho. Consultamos con l. a. vecina sabia Blanca en Barbe road. —Pues, no he visto un gato exactamente, pero justo esta mañana soñé con una reja de hierro negra. �Significa algo para ustedes? Nos encogimos de hombros y le dimos las gracias. Las nubes oscuras iban a toda prisa. Las campanitas de viento repiquetearon. Los árboles sacudieron su desparpajada melena suelta. Rosalinda y yo acordamos separarnos y volver a encontrarnos en una hora, antes de que oscureciera demasiado y ya no pudiéramos ver. Rosalinda fue río arriba hacia el molino de harina. Yo fui río abajo hacia el granero mammoth Tex y l. a. cervecería Lone famous person. El sol se ocultaba ya detrás de l. a. autopista. Las urracas que se congregaban en los árboles llamaban: —¿María? �María? �María? Le pregunté al río: —¿Has visto a María? El río dijo: —Mamita, lo que tú nombres, yo lo he visto. —¿Entonces los angeles has visto? —He visto de todo, corazón de melón. Todo, todo, todo, todo, todo… —continuó el río. —Pero no entiendo qué quieres decir. Había un algo en mi garganta. despatchedí como si me hubiera tragado una cuchara. Puse l. a. cara bajo el agua y lloré. El río dijo: —No llores, mami. Me llevaré tus lágrimas y las acarrearé hasta los angeles costa de Texas donde se mezclarán con las lágrimas saladas del Golfo de México, donde se arremolinarán con las aguas del Caribe, con el ancho mar llamado Sargazos, los caminos de agua del Atlántico, con las espirales y los remolinos alrededor del Cabo de Buena Esperanza, alrededor del sombrero llamado Patagonia, las aguas azules del Mar Negro y las aguas llenas de perlas alrededor de las islas de Japón, las corrientes de coral de Java, los ríos de varios continentes, el Egeo de los angeles leyenda de Homero, el portentoso Amazonas y el sabio Nilo, los ríos abuelo y abuela del Tigris y el Éufrates, el gran río madre el arenoso Yangtze, el danzante río Danubio y por los estrechos de los Dardanelos, a lo largo del lodoso Mekong y el soñoliento Ganges, aguas calientes como sopa y aguas frías para los dientes, aguas que arrastran a villas enteras, aguas que se llevan a los muertos y aguas que traen nueva vida, lo salado y lo dulce entremezclado con todo, todo, todo, todo. Alcé los angeles cara del agua y temblé. A lo largo del río hay zorrillos, mapaches y tlacuaches, víboras y tortugas, cormoranes, grullas, mariposas, hormigas bravas y caracoles.

Rated 4.64 of 5 – based on 29 votes