Download E-books El general en su liberinto PDF

By Gabriel García Márquez

¡Disponible por primera vez en eBook!

El basic Simón Bolívar, "El Libertador" de los países de América del Sur, da, por última vez, un nostálgico viaje por el río Magdalena en el que vuelve a visitar ciudades en sus orillas donde revive sus triumfos, sus pasiones y las traiciones de toda una vida. Poseedor de un gran encanto own, prodigiosamente afortunado en amores, en los angeles guerra y en los angeles política, todavía baila con tanto entusiasmo y habilidad que los que lo ven no pueden creer lo enfermo que está. Apasionado por los recuerdos del poder que tuvo, y de su sueño de unidad continental que nunca logró realizar, Bolívar es un ejemplo conmovedor de cuánto puede ganarse --y perderse-- en una vida.

Show description

Read Online or Download El general en su liberinto PDF

Best Literature books

Now and Forever: Somewhere a Band Is Playing & Leviathan '99

A journalist bearing bad information leaps from a still-moving educate right into a small city of amazing, most unlikely secrets and techniques . . . The doomed workforce of a starship follows their blind, mad captain on a quest into private area to joust with future, eternity, and God Himself . . . Now and endlessly is a daring new paintings from an incomparable artist whose tales have reshaped America's literary panorama.

Out of Range: A Novel

From the writer of the hit tv sequence and not using a hint, Hank Steinberg's Out of variety is an action-packed mystery during which a husband searches for his lacking wife—a hunt that leads him right into a risky global of foreign espionage. Six years in the past in Uzbekistan, journalist Charlie Davis was once wounded while the govt. fired on a bunch of protestors he was once masking on project.

My Education: A Book of Dreams

With My schooling: A e-book of goals William S. Burroughs pushes on into new territory, once more committing the unspeakable crime of wondering the truth constitution. goals have continuously been a wealthy resource of images in Burroughs' paintings. during this ebook they seem to be a direct and strong strength. 1000s of desires - severe, shiny, visionary - shape the spiraling middle of a special and haunting trip into notion.

Sentimental Education (Penguin Classics)

One of many nice French novels of the nineteenth centuryBased on Flaubert's personal younger ardour for an older woman, Sentimental Education was defined via its writer as "the ethical background of the lads of my iteration. " It follows the amorous adventures of Frederic Moreau, a legislation pupil who, returning domestic to Normandy from Paris, notices Mme Arnoux, a narrow, darkish lady a number of years older than himself.

Extra info for El general en su liberinto

Show sample text content

El oficial no sabía quién period. Pero cuando Fernando se lo dijo se echó al agua con sus armas, y se adelantó corriendo por l. a. orilla para anunciar al pueblo l. a. buena nueva. los angeles lancha, con l. a. campana al vuelo, escoltó los champanes hasta el puerto. Antes de que se alcanzara a divisar los angeles ciudad completa en l. a. última vuelta del río, estaban tocando a rebato las campanas de sus ocho iglesias. Santa Cruz de Mompox había sido durante los angeles colonia el puente del comercio entre los angeles costa caribe y el inside del país, y éste había sido el origen de su opulencia. Cuando empezó el ventarrón de los angeles libertad, aquel reducto de l. a. aristocracia criolla fue el primero en proclamarla. Habiendo sido reconquistado por España, fue liberado de nuevo por el common en personality. Eran sólo tres calles paralelas al río, anchas, rectas, polvorientas, con casas de un solo piso de grandes ventanas, en las cuales prosperaron dos condes y tres marqueses. El prestigio de su orfebrería fina sobrevivió a los cambios de los angeles república. En esta ocasión, el common llegaba tan desengañado de su gloria y tan predispuesto contra el mundo, que le sorprendió encontrar una muchedumbre esperándolo en el puerto. Se había puesto a l. a. carrera los pantalones de pana y las botas altas, se había echado los angeles manta encima a pesar del calor, y en vez del gorro nocturno llevaba el sombrero de unluckily grandes con que se despidió en Honda. Había un funeral de cruz alta en los angeles iglesia de los angeles Concepción. Las autoridades civiles y eclesiásticas en pleno, las congregaciones y escuelas, las gentes principales con sus crespones de gala estaban en l. a. misa de cuerpo presente, y el escándalo de las campanas les hizo perder l. a. compostura, creyendo que period alarma de fuego. Pero el mismo alguacil que había entrado en gran agitación y acababa de murmurarlo al oído del alcalde, gritó para todos: �¡El presidente está en puerto! » Pues muchos ignoraban todavía que ya no lo period. El lunes había pasado un correo que iba regando los rumores de Honda por las poblaciones del río, pero no dejó nada en claro. De modo que el equívoco hizo más efusiva l. a. casualidad de los angeles recepción, y hasta l. a. familia en duelo entendió que los angeles mayoría de sus condolientes abandonaran los angeles iglesia para acudir a los angeles albarrada. El funeral quedó a medias, y sólo un grupo íntimo acompañó el féretro al cementerio, en medio del trueno de los cohetes y las campanas. El caudal del río period todavía escaso por las pocas lluvias de mayo, de modo que debían escalar un barranco de escombros para llegar hasta el puerto. El basic rechazó de mal modo a alguien que quiso cargarlo, y subió apoyado en el brazo del capitán Ibarra, titubeando a cada paso y sosteniéndose a duras penas, pero logró llegar con los angeles dignidad intacta. En el puerto saludó a las autoridades con un apretón enérgico, cuyo vigour no period creíble por el estado de su cuerpo y los angeles pequeñez de sus manos. Quienes lo vieron l. a. última vez que estuvo allí no podían dar crédito a su memoria. Parecía tan anciano como su padre, pero el poco aliento que le quedaba period bastante para no permitir que nadie dispusiera por él.

Rated 4.41 of 5 – based on 46 votes