Historia

En 1937 los 5 hermanos Angermeyer arribaron a las Islas Galápagos. En la segunda mitad del siglo pasado, fue fundado el Residencial Angermeyer en Puerto Ayora, enmarcando un hermoso jardín tropical. Para mucho viajeros el residencial era su primera opción de hospedaje y servía como punto de información sobre las islas.

Los nuevos dueños de origen alemán, Gabriele y Werner Silberstein, adquirieron el hotel en 1994 y lo mantuvieron bajo el mismo nombre Angermeyer hasta 2002, año en el cual su nombre cambió a Hotel Silberstein.

Experiencia, hospitalidad de excelencia y un moderno servicio son solamente algunos de los aspectos por los que nos destacamos. Siempre con el objetivo de ofrecerle las mejores vacaciones en este paraíso incomparable.